Intel de 9 novena generación

Intel anunció ayer el Intel Core i9-9900K, el Intel Core i7-9700K y el Intel Core i5-9600K, sus nuevos procesadores de gama media y alta dentro del segmento mainstream. Estos chips, juntos con las placas base Z390, serán su apuesta para el próximo año usando 14 nm, a pesar de que AMD lanzará chips de 7 nm en apenas unos meses.

Spectre y Meltdown van dejando de ser un problema con cada generación de Intel

Aunque sean 14 nm, y sean un “refresco” de Coffee Lake, estos procesadores cuentan con diversas modificaciones en su interior. Además de tener más núcleos y más frecuencia, todos los procesadores de 9ª generación están protegidos ante Meltdown y Spectre a nivel de hardware.

intel presentacion core i9

Así, además de tener “los mejores procesadores para jugar”, Intel confirmó en la presentación la protección ante algunas de las vulnerabilidades que se encontraban relacionadas con Spectre y Meltdown. Sin embargo, no todas están arregladas, y de momento la cosa queda así:

  • Spectre V1 (Bounds Check Bypass): protección en el sistema operativo
  • Spectre V2 (Branch Target Injection): protección en el microcódigo y en el software
  • Spectre V3 (Rogue Data Cache Load): protección en el hardware
  • Meltdown V3a (Rogue System Register Read): protección en el microcódigo
  • Meltdown V4 (Speculative Store Bypass): protección en el microcódigo y en el software
  • Meltdown V5 (L1 Terminal Fault): protección en el hardware

La principal novedad la encontramos en Meltdown V3 y V5, las cuales hasta ahora estaban parcheadas mediante firmware. A partir de ahora, esas protecciones serán por hardware. El resto quedan como estaban en procesadores anteriores. Estas modificaciones no están disponibles en los procesadores Skylake-X de 9ª generación presentados ayer, ya que esos chips no realizan cambios a nivel de silicio, cosa que sí hace Coffee Lake-R.

Las vulnerabilidades apenas tienen ya un impacto en el rendimiento de los procesadores

Poco a poco Intel va incorporando mejoras de seguridad en estos procesadores, y es de esperar que todas las vulnerabilidades queden parcheadas en el futuro a través de hardware. De hecho, la variante de Spectre V2 está parcheada por hardware y por sistema operativo en los procesadores Cascade Lake.

Gracias a estas soluciones por hardware, los procesadores de Intel van a ir mejorando su rendimiento poco a poco; no sólo por las propias mejoras que trae cada generación, sino que ese hasta 8% de rendimiento que se perdía por aplicar los parches irá disminuyendo. Desde la propia Intel afirman que la pérdida de rendimiento por las soluciones aplicadas en estos procesadores es ya casi inexistente. La variante 1 será la más difícil de arreglar, ya que requiere cambios más profundos a nivel de diseño.

FUENTE : ADSL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here